menos empleo y más precariedad economica

Préstamos para bienes personales.

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

Para las necesidades propias de cada cliente la entidad financiera posee, en su oferta, unos tipos de préstamos para bienes personales. La institución bancaria otorga a otra persona una cantidad de dinero que le permita cubrir cierta(s) necesidades individuales con el compromiso de devolver paulatinamente el monto total junto con los intereses y gastos fijados en el día del contrato. Al beneficiario se le llama prestatario, y le conviene al mismo evaluar las condiciones prefijadas en o los distintos contratos para responsabilizarte con el que más se le ajuste, pues existe una serie de elementos a considerar para tomar la decisión más favorable. Este es un tipo de préstamo para consumo que facilita la adquisición de un coche o equipo de inmueble, por ejemplo, para financiar proyectos personales o, en ocasiones, eventos importantes. Por encima de los nombres o el interés al que respondan todos comparten, en principio, las mismas características de contratación: todos son préstamos personales.
Es importante evaluar de entre la gama de préstamos disponibles:
Los plazos de amortización (tiempo fijo para el pago total).
Tipos de interés.
Gastos previos a la contratación.
Gastos derivados del contrato.
Importe según cuotas mensuales (Plazo + TAE).

Ante los beneficios del prestatario, este adquiere obligaciones que responden al ente financiero, siendo el interés lo que cuesta ese préstamo que la persona solicita. Considerar la TAE es por mucho más importante que solo el interés nominal, pues incluye al último junto con las comisiones dentro del plazo de pago. La TAE se refleja tras un cálculo que precisa cuán manejable será el crédito en su totalidad. Podría suceder que el interés nominal sea inferior, aunque incluye distintas comisiones que, en totalidad, reflejen un alto costo, mientras que en otro préstamo se perciba un tipo de interés que, en principio, parece muy alto, mientras que por sus bajas comisiones signifique, desde el comienzo, un contrato más asequible.

La garantía de este tipo de préstamos, además de ser determinante, se ajusta a los intereses de la persona que lo solicita. Ante la posibilidad de un impago, la unidad de financiación se asegura mediante los bienes presentes y futuros del prestatario, pero no incluye los tipos de bienes de inmueble, como sí ocurre con los préstamos hipotecarios. Además, el financiamiento estará limitado tanto en costo como en tiempo de pago, y además depende de los recursos del cliente, respaldados por su anterior tiempo de producción, para evitar que los compromisos excedan las posibilidades del deudor. Del mismo modo, un préstamo personal tendrá una alta tasa de interés y un plazo de amortización corto (hasta 5 años) por ser para intereses personales, diferenciable de un crédito hipotecario en que la cuota es menor aunque el plazo mayor.
Para solicitar y evaluar un préstamo personal se requieren:
Documento Nacional de Identidad (DNI).
Factura pro forma o presupuesto de lo que se adquirirá con el préstamo.
Copia del contrato laboral.
Comprobante de ingresos.
Relación de sus bienes al momento de la solicitud.
Recibos de servicios públicos así como de otros préstamos.

Son muy valoradas las coherencias en el acuerdo financiero para cerrarlo, siendo que el tiempo del préstamo siempre debe ser inferior a la vida de lo que se financiará. Además se tomará en cuenta que el monto a otorgar corresponda al interés personal expresado, evitándose montos muy altos para adquisiciones medianas y/o pequeñas, o que superen las posibilidades del deudor a largo plazo. Por ello, debe ser concreta y expresa la finalidad del préstamo durante la solicitud para evitar, incluso, que el dinero aportado se utilice para saldar otras obligaciones económicas. Con el propósito de asegurar que ambas partes puedan cumplir sus responsabilidades en la mayoría de los casos, podría exigirse un mediador que pueda cubrir la deuda en caso de que el cliente no sea capaz de responder, o incluso un seguro para situaciones extremas como incapacidad o defunción, por ejemplo.

Antes de efectuar un préstamo es una obligación del ente bancario entregar los documentos escritos que detallen con claridad la totalidad de condiciones relativas al financiamiento. Con dicha oferta es posible compararla con otras antes de tomar una decisión o clarificar cualquier duda. Asimismo las cuotas de pago dependerán, en principio, del monto total del préstamo, el plazo de amortización así como el tipo de interés, pero también influyen datos personales, como los ya mencionados ingresos laborales o bienes personales. Por tal razón, para evitar que la persona adquiera obligaciones por un tiempo mayor a la vida de lo que se adquirirá, se restringen elevados financiamientos a vacaciones o eventos importantes. Considerar tales aspectos ahorraría al cliente, por ejemplo, el pagar muchas cuotas por adquisiciones que al final perderán casi todo su valor, así como propiciar un impago circunstancial prematuro.
Para efectuarse, el préstamo será asociado a una cuenta bancaria a nombre del cliente a la que se abonará y de la que se cobrarán las cuotas prefijadas en el contrato de financiamiento, siendo mediante la póliza donde se comprometen ambas partes, prestatario y entidad bancaria, a cumplir las condiciones del préstamo para bienes personales. Un asesor durante todo el proceso será elemental para fijar el acuerdo que más se adecúe al cliente.

vienda en recuperacion

¿Comprar o alquilar una vivienda?

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

¿Comprar o alquilar una vivienda?

Probablemente, el sueño de muchos españoles sea ahorrar lo suficiente para comprar una casa propia; sin embargo, otras personas prefieren vivir en sitios alquilados, sea por comodidad o por no poder reunir lo suficiente como para adquirir una propiedad. Y no existe una alternativa mejor que otra, pues ambas tienen sus ventajas y desventajas. Hoy te diremos cuáles son algunas de ellas.

Ventajas de comprar una vivienda en vez de alquilarla

A menos de que tú lo decidas, nadie te dirá que puedes ocuparla hasta cierto tiempo. Mientras seas responsable con los pagos hasta terminar de cubrir su costo, y no te metas en algún problema financiero que conlleve a perderla, esa vivienda será de tu propiedad y no hay nada mejor que sentir esa seguridad.
Es un bien que puedes heredar a tus hijos u otros familiares, por lo que sientes el alivio de dejarles un techo seguro.
Consigues estabilidad y te evitas las incontables mudanzas, que a su vez generan gastos extra cada cierto tiempo. Si vives en un mismo sitio durante muchos años, no debes preocuparte por vender o regalar tus cosas, ni pagar traslados costosos cada vez que debas mudarte.
Aunque no lo creas, comprar una casa puede parecer más costoso que alquilarla, pero hacerlo no es más que una inversión. Con el paso de los años, su precio se revaloriza, por lo que es beneficioso ser el propietario legal.
Tú decides los cambios temporales o permanente que desees hacerle, a fin de cuentas te pertenece. Si vivieras alquilado, no podrías remodelar la vivienda a tu gusto, y en dado caso de que el casero te diera permiso de hacerlo, esa inversión se perdería una vez que abandones el lugar.
En una casa propia puedes tomar muchas decisiones, como tener una mascota o construir una nueva habitación. Los arrendadores son muy cuidadosos con detalles como estos y se aseguran de realizar inspecciones regularmente, lo que puede llegar a ser muy fastidioso para los inquilinos.

Ventajas de alquilar una vivienda en vez de comprarla

Si tu trabajo requiere que debas movilizarte a menudo, vivir alquilado es mucho más rentable que tener una vivienda propia. A pesar de que podría haber complicaciones si no se cumple el contrato, son situaciones mucho más fáciles de resolver que vender una propiedad en tiempo récord.
La mayoría de las reparaciones corren por cuenta del propietario del lugar, a menos de que los daños hayan sido por tu culpa.
Los costos de la renta mensual aumentan cada año con base en el cálculo del IPC; sin embargo, gracias a la ley de Arrendamientos puedes llegar a un acuerdo con tu casero para fijar los aumentos de manera que ambos se sientan satisfechos. Por otra parte, los costos de una hipoteca pueden variar mucho más, y en la gran mayoría de los casos son más costosos que las mensualidades de un alquiler.
En términos de economía diaria, es más fácil calcular cuánto gastarás en el hogar cada mes, pues solo debes cancelar una mensualidad y no preocuparte por los servicios (salvo que haya un acuerdo con el arrendador). Desde esta perspectiva, es mucho más factible elaborar un presupuesto que se mantenga estable durante todo el año y proyectar cuánto dinero puedes destinar a los demás gastos.

¿Cuál de las dos alternativas se adapta más a tu gusto y tus posibilidades económicas? Luego de conocer las ventajas y desventajas de cada una con respecto a la otra, es mucho más fácil determinarlo.

Andreina Gutiérrez Romero

Rebaja de verano

Ahorra haciendo la compra de manera mensual

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

En general, las personas suelen realizar las compras durante varios días a lo largo del mes, especialmente porque hay productos que no resisten mucho tiempo desde el momento de su adquisición hasta el momento de su consumo; sin embargo, al realizar varios viajes al supermercado, es más probable comprar más cosas de las que realmente se necesitan.

Además de organizar las compras realizando una lista previa de los víveres necesarios, existe otra manera de ahorrar dinero en cuanto a alimentación se refiere… ¿quieres saber cómo lograrlo? Entonces, sigue leyendo este artículo.

Guíate siempre por una lista

En caso de que aún conserves las facturas de tus compras alimenticias, revisa los productos que adquiriste y destaca aquellos que realmente necesitas; con esto no queremos decir que limites tu alimentación a algo básico, sino que dejes de lado todo aquello que hayas comprado por impulso (generalmente dulces).

Aunado a esto, puedes planificar un menú mensual, de tal modo que no se desperdicie nada de lo que compres, ni dejes por fuera nada de lo que necesites. Este consejo no solo te ayudará a ahorrar dinero, sino también te permitirá invertir menos tiempo diariamente, pensando en lo que deseas preparar.

Reparte la lista con alguien más

Sabemos que realizar la compra mensual requiere más tiempo de lo que podría tomar realizar compras de manera quincenal, es por ello que ir junto a tu pareja o algún miembro de tu familia puede resultar beneficioso para conseguir todos los productos en un tiempo más corto. De igual modo, ten en cuenta que mientras más gente te ayude, terminarán más rápido.

Recuerda que no necesariamente debes comprar todo en un mismo lugar

Los locales de víveres suelen diferenciarse por el precio, la calidad y la frescura de sus productos, por lo que lo ideal es que hagas tus compras en diferentes sitios, según el beneficio que puedas sacarle a estas tres cualidades (o, al menos, a la mayoría de ellas) conforme a los artículos que estén en tu lista.

Es de especial importancia que trates de conseguir las frutas, verduras y vegetales en los mercados de granjeros, de este modo podrás conseguirlos a bajo precio y de muy alta calidad, puesto que son uno de los alimentos menos procesados.

Organiza tu consumo

Ahora bien, más allá de planificar el menú que prepararás durante el mes, organizar el consumo que realices significa priorizar el consumo mismo; es decir, debes pensar en función de aquellos productos de corta duración, de modo tal que puedas incluirlo en las recetas más próximas a la fecha en la cual hayas adquirido estos alimentos.

Sin embargo, no necesariamente debes comer todos estos productos en las primeras semanas del mes, también puedes optar por congelar algunos de ellos hasta la fecha en la que desees consumirlos.

Si bien es cierto que el ahorro que consigues con este método es relativamente ligero, también es cierto que al final del año podrás ver el verdadero resultado de tu esfuerzo, así que te recomendamos que no desaproveches la oportunidad de gastar menos sin desvariar tu porción y calidad alimentaria.

Playa Granadella

El impacto de ASNEF sobre nuestro préstamo.

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

Recibir financiamiento es un beneficio mediado por la confianza que un ente bancario deposita en su cliente, lo que hace vital conocer el impacto de ASNEF sobre nuestro préstamo. La solicitud de este último conlleva a revisar un conjunto de información sobre él, tanto su situación actual como su historial financiero. No basta, a la hora de pedir un préstamo o un crédito, los recursos del cliente ni el fin de su solicitud para una evaluación. El banco se ofrece a prestarle al cliente un dinero por un tiempo fijo y con devolución más cargos. Es importante para la entidad que el servicio no resulte en un impago y sus consecuencias, pues el cliente conoce las obligaciones  a adquirir antes de firmar el contrato para recibir el importe. Por ello el banco utiliza otros recursos.

Al banco no le conviene perjudicar al cliente y cargarse de operaciones cuando prevé inseguridades para sus prestaciones. Para evitar riesgos económicos y problemas legales con clientes no solventes, la banca española se sirve de más de 130 registros. Estos son avalados por diversas organizaciones donde la banca española, así como muchas empresas afiliadas, verifican la solvencia de sus posibles prestatarios. ASNEF, como la Asociación Nacional de Establecimientos Financieros de Crédito de EQUIFAX IBERICA S.L., es uno de los registros más importantes de España, y almacena en sus ficheros a todo aquel que tenga un cargo moroso por hasta seis (06) años. Aparecer en ASNEF nulifica casi todas las posibilidades de que un banco nos conceda algún tipo de crédito o préstamo. No aparecer en él, o salir de su lista es, por ende, fundamental para obtener una financiación.

 

Es vital tener presente cómo funcionan los registros morosos, téngase o no su nombre en alguna de sus listas, puesto que repercute incluso en los servicios a los que se esté afiliado, impidiendo dar de alta a quien tenga su nombre tachado. Si bien es muy fácil aparecer en la lista de ASNEF, no siempre resulta igual de sencillo borrarse de ella. Tómese en cuenta que aparecerá si:

  • Tiene cargo moroso en algún préstamo o crédito.
  • Posee deudas vencidas en servicios públicos como luz, gas, entre otros.
  • Debe por incumplimiento financiero a alguna empresa.
  • No ha podido responder económicamente a sus socios o alguna compañía afiliada.
  • Su compañía de seguros reporta deudas pendientes.
  • Si cualquier otra figura o institución lo califica como no solvente y lo comunica a ASNEF.
  • si algún ente, empresa o persona ha introducido sus datos errónea o falsamente en algún fichero de morosos en desconocimiento del infringido.

Entendiéndose que cualquier incumplimiento a las obligaciones financieras  situará al infractor en dichos registros, se hace tácito ocuparse de cuidar su historial de solvencias para evitar ser privado de los beneficios de préstamo. Sin embargo, no es inusual que alguna persona reciba una negación sin razón real y en desconocimiento de que su nombre ha sido tachado por ASNEF. Ante situaciones como estas la persona deberá revisar qué datos propios han sido registrados, verificar su veracidad y actuar.

 

Si realmente la persona tiene una deuda pendiente con cierta entidad, deberá cancelar la misma y luego reportar que respondió a la obligación para que se le borre de la lista, pues suele ocurrir que las figuras o instituciones no prioricen el reportarlo, demorándose por incluso meses la eliminación del nombre de la lista. En caso de que la mora sea injustificada o irreal, deberá contactar a un especialista en eliminar datos de los registros morosos por las implicaciones legales y daños morales que generan en las personas. Conservar un historial de pago limpio o solvente y mantenerse informado sobre los sistemas de datos financieros de España, e incluso actuar eficazmente podría no solo reducir sino anular el impacto de ASNEF sobre nuestro préstamo. Esto nos mantendría las puertas abiertas a los financiamientos que ofrecen los distintos entes de la banca española, en su intento por mejorar la seguridad y el respaldo de las operaciones económicas.

reagrupacion deudas

Simuladores para posibles prestatarios.

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

Los compromisos financieros conllevan obligaciones sobre un futuro incierto, por ello existen simuladores para posibles prestatarios que calculan el coste total de un préstamo. Este último es una modalidad de financiamiento que suele destinar un prestamista o entidad bancaria para los intereses personales de un cliente, también llamado prestatario. Este tipo de acceso monetario no se renueva o varía, y se concede en su totalidad al momento de fijar el contrato, y para esto se expone claramente el o los fines de la solicitud. Dado que se estima un monto total fijo para, por ejemplo, un coche o matrícula de estudios, se hará más fácil calcular los términos a los que responderá el prestatario al adquirir el bien.

En un préstamo, para fijar sus conceptos, básicamente se determinarán:

  • Los ingresos y bienes del cliente.
  • El importe total o dinero solicitado.
  • El plazo de amortización o pago del préstamo.
  • El costo por disponer del dinero, también llamado interés.
  • Las comisiones o gastos extras por la tramitación.
  • Un seguro o respaldo en caso de impago ante sucesos extraordinarios.

De entre los anteriores elementos, será recurrente que  el prestatario, mediante el primero, se ocupe de los tres que le siguen. Los dos últimos pueden actuar como soporte del contrato. A partir de los tres elementos siempre presentes durante el tiempo de vida del préstamo, se calcula la TAE, y este factor es esencial para medir el coste total que conllevarán ciertas ofertas de préstamos. Algunos serán más atractivos, otros más asequibles, y uno que otro será de un periodo más intenso pero corto. Obtener una perspectiva comparativa entre distintas ofertas es lo que proveen los simuladores de préstamos.

 

La Tasa Anual Equivalente (TAE) es un cálculo muy útil que utiliza el importe total a adquirir, el tiempo de contrato o plazo de amortización, y el tipo de interés para determinar, a modo de referencia, el coste total del bien solicitado durante su tiempo de vida. A la hora de valorar un tipo de préstamo se consideran también, como vimos anteriormente, los ingresos laborales del cliente así como sus bienes personales (siendo estos últimos la garantía del préstamo). Con este conjunto de aspectos del contrato se mide el alcance o la seguridad del prestatario para responder a sus futuras obligaciones. Sin embargo, el cliente mismo puede, antes de cerrarse el contrato, prever cuál será el coste real del mismo o un aproximado del pago total por el servicio. Ante la necesidad de comparar distintas ofertas, las entidades bancarias han creados sistemas automatizados que arrojan resultados sobre las pautas iniciales del préstamo. Así, un posible prestatario puede calcular cuánto será el coste total del préstamo antes de firmarlo y así evaluar, de manera personal, su capacidad de respuesta a futuro.

Generalmente los sistemas bancarios en línea poseen sus propios simuladores para facilitarle al cliente una panorámica a sus posibilidades. La Banca Española exige que se presente el sistema de referencias de la TAE en las instituciones bancarias, lo que facilita al cliente, de modo transparente, el ejercicio de sus modalidades financieras, siendo mayores la precisión y la seguridad al momento de buscar un respaldo monetario o necesitar una asesoría en relación con proyectos económicos.

 

Para agilizar el proceso de selección, evaluación y comparación de las distintas ofertas de préstamo, siempre conviene revisar los recursos del cliente a mediano y largo plazo junto con los aspectos, de forma objetiva, que competen al financiamiento solicitado y el fin para el que será destinado. Para ello existen los asesores que sirven de apoyo a la hora de encontrar el sistema que más seguridad le proporcione al cliente. Sin embargo, como alternativa para conocer sobre las ofertas e inclinarse con más criterio, existen los simuladores para posibles prestatarios que, aparte de servir como referencia, permiten una evaluación más íntima en cualquier lugar y momento en que el usuario lo necesite, vía internet.

dinero en nuestras manos

Cómo y por qué es importante ser disciplinado con las finanzas personales

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

¿Te preocupas muy seguido por tus finanzas? Quizá ocurre porque no sabes cómo administrar tu dinero. Pero no te agobies, le pasa a más personas de las que crees, por lo que es un problema colectivo. Sin embargo, para que no te afecte, puedes aprender a ser más cuidadoso con la manera que gastas tu dinero. Sigue leyendo y descubre cómo puedes ordenar tus cuentas personales.

Clasifica tus gastos. Si mantienes orden en lo que concierne a tus movimientos bancarios, será más sencillo encontrar las altas y bajas. Consigue un archivador (puede ser de los maletines tipo acordeón) y organiza tus recibos utilizando etiquetas como “gastos mensuales”, “seguros”, “servicios”, “impuestos”, etc.
Organiza subcategorías. Dentro de esas etiquetas puedes incluso hacer otra clasificación por color, separando los vouchers por gastos más específicos, como alquileres, hipotecas, servicio de gas, de agua, eléctrico, televisión por cable, etc.
Compara los saldos. Luego de sumar los gastos por categoría, evalúa cuáles demandan más cantidad de dinero mensual y piensa en cuáles podrías reducir. Los gastos necesarios (servicios de agua y luz, alimentación, hipoteca, etc.) deben cubrirse como prioridad, pero el resto (Internet, TV, ropa de moda, etc.) podrías postergarlo, reducirlo o eliminarlo, de ser necesario.
Registra tus ingresos y egresos. Si te lo propones, puedes ser tu propio contador. Para llevar un registro de tus gastos, debes anotar en una libreta todo el dinero que entra y sale cada mes. Para visualizarlo mejor, hazlo detalladamente durante tres meses, así podrás determinar cuáles son los promedios, y de este modo puedes darte cuenta de cuáles son las actividades en las que más dinero gastas, y evaluar por dónde reducir los costos.
Fija metas. Si deseas ahorrar para algo, saca la cuenta de cuánto debes apartar cada mes y cuánto tiempo te tomará completar la suma. Sin embargo, debes tomar más previsiones que solo guardar el dinero. Piensa en factores como la devaluación de la moneda o los gastos emergentes. En cualquiera de los casos debes tener un plan b, como invertir en bienes que se revaloricen o tener un fondo destinado para emergencias. La idea es que no se sabotee tu meta de ahorro.
Si te cuesta controlar lo que compras… Podrías domiciliar el pago de tus servicios para que se hagan automáticamente el día del mes que lo desees. Solo debes programarlo desde la aplicación móvil de tu banco ¡y listo! También funciona para girar dinero de una cuenta a otra, por lo que podrías activar una transferencia cada mes o quincena para que el dinero que destinas al ahorro pase a tu cuenta sin tú hacerlo manualmente. Otro truco es no poseer tarjeta de débito para la cuenta de ahorros, sino libreta únicamente. De este modo te dará mucha pereza ir al banco para sacar dinero de esa cuenta y será más sencillo no tocarlo para nada que no sea su fin original.

Si eres una persona que nunca ha tenido control sobre sus gastos, esto podrá parecerte un poco tedioso al principio, pero una vez que notes la ventaja de ser disciplinado con tus finanzas personales, será mucho más sencillo controlar lo que consumes y ahorrar para el futuro. ¡Inténtalo! Tu yo del futuro te lo agradecerá.

Andreina Gutiérrez Romero

consejos, venta de garaje

La atractiva opción de reunificar deudas.

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

Si resulta costoso el pagar diversos créditos, unirlos y aminorar intereses sería, a primeras, muy interesante, pero conviene evaluar bien esa atractiva opción de reunificar deudas. Cuando los consumidores han adquirido distintos créditos al mismo tiempo, responder a todos se dificulta por las distintas operaciones, por el conjunto de intereses a pagar, problemas al distribuir el dinero para ello y/o un alto estrés por las muchas obligaciones. Simplificar todas esas tareas mediante una reunificación de deudas ha sido una opción que actualmente ha tomado mayor presencia. Más que simplificar las tareas también minimiza el coste periódico por la reformulación de las deudas contraídas en un crédito hipotecario, solventando así los menores. De entre los aspectos de interés de acumular los créditos se encuentran:

  • Establece un importe nuevo que responde a todas las deudas contraídas.
  • Impone un nuevo plazo de amortización en lugar de los muchos anteriores.
  • Cambia el tipo de interés y a uno solo, lo reduce el coste total.
  • Representa un importante beneficio porque simplifica las operaciones periódicas.
  • Refleja una reducción de obligaciones, lo que tranquiliza al deudor.

Acumular los créditos es una modalidad que puede ofrecer muchas facilidades, pero mientras la estabilidad esté totalmente asegurada. El unificar los créditos abre uno hipotecario, o amplía el ya existente. Esto genera un solo importe y prolonga el plazo de amortización que, dependiendo de la totalidad de las deudas contraídas, podría alcanzar una suma de incluso dos o tres décadas. Por la naturaleza de este tipo de contratos, la garantía compromete al bien inmueble. En caso de no cumplir con el pago de la hipoteca, la persona, sujeta al banco por las obligaciones contraídas previamente y por mutuo acuerdo, perdería su bien inmueble para cubrir la demanda bancaria. Siendo que los compromisos a largo plazo se fijan sobre la incertidumbre del futuro, lo que podría aliviar el impacto financiero sobre el deudor generaría,  a su vez, un riesgo elevado por un gran lapso de tiempo. No es una alternativa qué considerar a la ligera.

(IMAGEN)

Ante los pros y contras de las reunificaciones de deudas, deben tomarse en cuenta las comisiones y gastos generales que conllevan los respectivos trámites legales, particularmente cuando actúa una empresa intermediaria, puesto que este tipo de procedimientos son llevados a cabo por instituciones no bancarias. La renovación o reajustes de los documentos no solo impondrían sus gastos propios sino las de los trámites encargados, resultando en procesos en principio complicados.

Hacer una evaluación minuciosa de la situación actual del deudor sería más viable antes de tomar una decisión incierta. Habría distintas opciones para responder a las deudas, como:

  • Priorizar y jerarquizar las obligaciones financieras.
  • Cambiar alguna(as) modalidades de crédito que reduzcan el impacto en el deudor y le permitan responder mejor a sus compromisos.
  • De ser posible saldar los créditos pequeños para reducir la carga deudora.
  • Pedir un adelanto salarial o un apoyo familiar para cerrar o aminorar las deudas pendientes.

Una limitación en la solicitud de créditos, contar con un respaldo financiero importante o evaluar con mucha atención los bienes personales e ingresos propios podría, más que ayudar a manejar situaciones de peso económico, ahorrar los mismos y evitar compromisos que signifiquen un riesgo incierto en un futuro. Pero en caso de ya estar pensando en alternativas de crédito, sería mejor una evaluación importante de su caso que abarque aspectos de corto a largo plazo. Para ello será útil contar con un asesor de confianza que le permita revisar su opción de reunificar deudas antes de tomar una decisión contraproducente.  

(IMAGEN)

Prestamos personales

Microcréditos para pequeños empresarios:

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

 

De entre los créditos destinados al financiamiento de empresas existen los microcréditos para pequeños empresarios, pues se ajustan a sus necesidades de producción. Estos se dirigen a empresas de actividades comerciales, dedicadas a prestar servicios o a la producción cuyo soporte sean sus propios ingresos. Los créditos ofrecen al empresario un soporte durante el surgimiento de su negocio, también facilitan la sustentabilidad de la empresa. El financiamiento, por tanto, deberá ajustarse a la naturaleza del negocio, asegurando así buen respaldo y, además, su capacidad para responder a los trabadores y a la entidad bancaria. Los microcréditos para pequeños empresarios son los que se ajustan, por un mediano tiempo, al emprendedor para solventar las necesidades de su producción. Los ajustes por crédito se definen con un asesor financiero, pero se basan en ciertos parámetros que restringen los diferentes casos.

Por ello los microcréditos han sido pensados para:

  • Impulsar pequeños negocios.
  • Dotar a las microempresas de un buen equipamiento.
  • Asegurar la adquisición de materia de producción.
  • Respaldar las maquinarias y transportes de la empresa.
  • Apoyar al empresario con el acabado de inmueble.
  • Facilitar las transacciones según los acuerdos financieros.

Solicitar un microcrédito para empresas menores no solo responde a negocios tempranos o a un reimpulso de su productividad. Los créditos menores se ajustan al proyecto comercial sin resultar una carga asfixiante sino una responsabilidad contribuyente, y esto se logra analizando la esperanza de crecimiento de la pequeña industria o entidad comercial. Para ello se toman en cuenta aspectos que van desde los ingresos por lapsos de tiempo hasta la destinación de los recursos o la factibilidad de los mecanismos de comercialización. Solicitar un microcrédito implicaría, además, una exposición de la viabilidad de la empresa y, por tanto, el recurso del qué disponer para mejorar su naturaleza productiva. Por ello el asesor se interesará incluso en conocer los espacios a financiar.

(Imagen)

La necesidad de exponer con detalle el caso al asesor personaliza cada consulta, por lo que al solicitar un microcrédito interesa en principio:

  • Medir la factibilidad del proyecto emprendido.
  • Evaluar el potencial de crecimiento de la empresa.
  • Que la empresa tenga un año de actividad.
  • Un ingreso hasta 9000 (nueve mil) unidades tributarias al año.
  • Disponer de hasta 10 (diez) trabajadores.
  • No involucrar intereses personales o adquisiciones ajenas a la naturaleza de la empresa.
  • Pago de deudas a otras entidades financieras.

Los créditos menores son una opción factible para propuestas que no sean, en principio, de gran envergadura, sobre todo porque los compromisos financieros dependen, entre otros factores, de los distintos recursos, como el capital, en paralelo a la responsabilidad que ellos ejercen sobre la empresa. El proyecto empresarial o la solicitud de crédito no deben exceder al otro.

Las actividades a financiar se aproximan a:

  • Oficios como carpintería/herrería.
  • Confección/fabricación de vestimentas.
  • Producciones gastronómicas.
  • Centros de reproducción, maquinaria y atención personal.
  • Venta de productos similares a vestimentas, comida o electrodomésticos.

Para la diversidad de casos se ofrecen distintas modalidades del microcrédito, encontrándose:

  • El pagaré representa un financiamiento a corto plazo que no supera los 12 (doce) meses, generalmente enfocado al apoyo primario, como podría ser el capital.
  • El préstamo como forma de incrementar los recursos de producción, aumentando así la factibilidad de la empresa mediante el inmobiliario, la maquinaria, el equipamiento, etcétera.
  • Los arrendamientos facilitan el acceso a otros bienes mayor envergadura, como maquinarías o vehículos para la producción. Dicha modalidad resulta una ventaja en comparación con otras, puesto que dependen del microempresario ciertos de los recursos a disponer, en tanto que serán propiedad de la entidad financiera los bienes adquiridos hasta la cancelación de las deudas adquiridas.
  • Factoring con recursos es otra modalidad que depende de la existencia de cuentas por cobrar, pero comprometidas por deudores que tengan un respaldo seguro para responder a dichas obligaciones.

(Imagen)

La entidad bancaria estipulará un plazo, entre uno y cinco años, para las obligaciones adquiridas por el microcrédito para pequeños empresarios. La documentación solicitada también dependerá de la entidad crediticia y la naturaleza de la empresa a financiar.

 

Planifica tus pagos

Cómo y por qué es importante ser disciplinado con las finanzas personales

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

¿Te preocupas muy seguido por tus finanzas? Quizá ocurre porque no sabes cómo administrar tu dinero. Pero no te agobies, le pasa a más personas de las que crees, por lo que es un problema colectivo. Sin embargo, para que no te afecte, puedes aprender a ser más cuidadoso con la manera que gastas tu dinero. Sigue leyendo y descubre cómo puedes ordenar tus cuentas personales.

Clasifica tus gastos. Si mantienes orden en lo que concierne a tus movimientos bancarios, será más sencillo encontrar las altas y bajas. Consigue un archivador (puede ser de los maletines tipo acordeón) y organiza tus recibos utilizando etiquetas como “gastos mensuales”, “seguros”, “servicios”, “impuestos”, etc.
Organiza subcategorías. Dentro de esas etiquetas puedes incluso hacer otra clasificación por color, separando los vouchers por gastos más específicos, como alquileres, hipotecas, servicio de gas, de agua, eléctrico, televisión por cable, etc.
Compara los saldos. Luego de sumar los gastos por categoría, evalúa cuáles demandan más cantidad de dinero mensual y piensa en cuáles podrías reducir. Los gastos necesarios (servicios de agua y luz, alimentación, hipoteca, etc.) deben cubrirse como prioridad, pero el resto (Internet, TV, ropa de moda, etc.) podrías postergarlo, reducirlo o eliminarlo, de ser necesario.
Registra tus ingresos y egresos. Si te lo propones, puedes ser tu propio contador. Para llevar un registro de tus gastos, debes anotar en una libreta todo el dinero que entra y sale cada mes. Para visualizarlo mejor, hazlo detalladamente durante tres meses, así podrás determinar cuáles son los promedios, y de este modo puedes darte cuenta de cuáles son las actividades en las que más dinero gastas, y evaluar por dónde reducir los costos.
Fija metas. Si deseas ahorrar para algo, saca la cuenta de cuánto debes apartar cada mes y cuánto tiempo te tomará completar la suma. Sin embargo, debes tomar más previsiones que solo guardar el dinero. Piensa en factores como la devaluación de la moneda o los gastos emergentes. En cualquiera de los casos debes tener un plan b, como invertir en bienes que se revaloricen o tener un fondo destinado para emergencias. La idea es que no se sabotee tu meta de ahorro.
Si te cuesta controlar lo que compras… Podrías domiciliar el pago de tus servicios para que se hagan automáticamente el día del mes que lo desees. Solo debes programarlo desde la aplicación móvil de tu banco ¡y listo! También funciona para girar dinero de una cuenta a otra, por lo que podrías activar una transferencia cada mes o quincena para que el dinero que destinas al ahorro pase a tu cuenta sin tú hacerlo manualmente. Otro truco es no poseer tarjeta de débito para la cuenta de ahorros, sino libreta únicamente. De este modo te dará mucha pereza ir al banco para sacar dinero de esa cuenta y será más sencillo no tocarlo para nada que no sea su fin original.

Si eres una persona que nunca ha tenido control sobre sus gastos, esto podrá parecerte un poco tedioso al principio, pero una vez que notes la ventaja de ser disciplinado con tus finanzas personales, será mucho más sencillo controlar lo que consumes y ahorrar para el futuro. ¡Inténtalo! Tu yo del futuro te lo agradecerá.

Andreina Gutiérrez Romero

mejora tu economia

Gánale a la inflación con la prevención

Posted by | Blog de finanzas | No Comments

La inflación es la peor enemiga de las personas que ahorran constantemente, especialmente si no invierten dinero en cosas que aumenten su valor conforme varíe el del dólar o, en su defecto, lo mantengan a pesar del precio de la moneda americana.

Para evitar que este proceso económico afecte en nuestras finanzas personales, se recomienda que se busque una manera de adelantarse a esta situación y, para ello, hemos recopilado algunas maneras de lograr prevenir la inflación. A continuación, te dejamos información útil para proteger tu capital:

Unifica tus ahorros en una sola cuenta, preferiblemente una fácil

Si eres de aquellas personas que posee varias cuentas bancarias de ahorro en las que deposita su dinero, te aconsejamos que lo unifiques todo dentro de una misma cuenta, preferiblemente en la de el banco que pague mayor interés.

De igual modo, es aconsejable que cambies el tipo de cuenta a una fácil, con la que puedes hacer que tu dinero crezca rápidamente, de tal modo que pueda ir al paso que vaya la inflación o, incluso, supere su fluctuación.

No optes por reservas a plazo fijo

Por más tentador que suene el hecho de que puedas hasta duplicar el capital que abones a plazo fijo, es importante que tomes en cuenta que, de presentarse una situación inflacionaria, es probable que el dinero que hayas guardado a largo plazo reduzca su valor, situación que puede reducirlo a la mitad de su monto original.

Si quieres ganar dinero por motivo de intereses de ahorro, es mejor que lo hagas en una cuenta fácil, tal y como mencionamos anteriormente.

Invierte en propiedades inmobiliarias

Como bien comentamos al comienzo del artículo, comprar propiedades inmobiliarias es una excelente manera de combatir la inflación, especialmente porque representan una inversión atemporal; esto quiere decir que, indiferentemente del tiempo que pase, siempre y cuando la mantengas en óptimas condiciones, una casa puede aumentar su valor conforme haya más inflación.

Los mismo ocurre con otros bienes como automóviles, motocicletas, móviles, ordenadores, y cualquier otro producto especializado y que requiera una mediana o gran inversión.

Actúa conforme a la debida diligencia y sigue tus inversiones

Es importante llevar a cabo la debida diligencia, de este modo se preverá cualquier riesgo o ventaja que pueda suscitar de cualquier inversión que se haga. Así mismo, es importante llevar al día los movimientos a favor o en contra de nuestras inversiones; para ello se recomiendo seguir apostando a aquello que nos dé buenos resultado y retirarse de aquello que nos haga obtener pérdidas, por más pequeñas que sean.

Tramita cualquier adquisición por medio de un agente

Finalmente, se recomienda altamente contratar los servicios de agentes especiales en las diferentes áreas de inversión que deseemos abarcar; estos intermediarios están capacitados para aconsejarnos en pro de la preservación de nuestro capital, por lo que es probable que identifiquen los posibles riesgos que podamos sufrir (además de las ventajas) a la hora de comprar propiedades, adquirir servicios o realizar inversiones.

Después de haber leído este artículo, ¿sientes que estás listo para prevenir la inflación y os estragos que esta pueda causarle a tus finanzas personales?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies