Cómo y por qué es importante ser disciplinado con las finanzas personales

Posted by | 7 agosto, 2017 | Blog de finanzas | No Comments
dinero en nuestras manos

¿Te preocupas muy seguido por tus finanzas? Quizá ocurre porque no sabes cómo administrar tu dinero. Pero no te agobies, le pasa a más personas de las que crees, por lo que es un problema colectivo. Sin embargo, para que no te afecte, puedes aprender a ser más cuidadoso con la manera que gastas tu dinero. Sigue leyendo y descubre cómo puedes ordenar tus cuentas personales.

Clasifica tus gastos. Si mantienes orden en lo que concierne a tus movimientos bancarios, será más sencillo encontrar las altas y bajas. Consigue un archivador (puede ser de los maletines tipo acordeón) y organiza tus recibos utilizando etiquetas como “gastos mensuales”, “seguros”, “servicios”, “impuestos”, etc.
Organiza subcategorías. Dentro de esas etiquetas puedes incluso hacer otra clasificación por color, separando los vouchers por gastos más específicos, como alquileres, hipotecas, servicio de gas, de agua, eléctrico, televisión por cable, etc.
Compara los saldos. Luego de sumar los gastos por categoría, evalúa cuáles demandan más cantidad de dinero mensual y piensa en cuáles podrías reducir. Los gastos necesarios (servicios de agua y luz, alimentación, hipoteca, etc.) deben cubrirse como prioridad, pero el resto (Internet, TV, ropa de moda, etc.) podrías postergarlo, reducirlo o eliminarlo, de ser necesario.
Registra tus ingresos y egresos. Si te lo propones, puedes ser tu propio contador. Para llevar un registro de tus gastos, debes anotar en una libreta todo el dinero que entra y sale cada mes. Para visualizarlo mejor, hazlo detalladamente durante tres meses, así podrás determinar cuáles son los promedios, y de este modo puedes darte cuenta de cuáles son las actividades en las que más dinero gastas, y evaluar por dónde reducir los costos.
Fija metas. Si deseas ahorrar para algo, saca la cuenta de cuánto debes apartar cada mes y cuánto tiempo te tomará completar la suma. Sin embargo, debes tomar más previsiones que solo guardar el dinero. Piensa en factores como la devaluación de la moneda o los gastos emergentes. En cualquiera de los casos debes tener un plan b, como invertir en bienes que se revaloricen o tener un fondo destinado para emergencias. La idea es que no se sabotee tu meta de ahorro.
Si te cuesta controlar lo que compras… Podrías domiciliar el pago de tus servicios para que se hagan automáticamente el día del mes que lo desees. Solo debes programarlo desde la aplicación móvil de tu banco ¡y listo! También funciona para girar dinero de una cuenta a otra, por lo que podrías activar una transferencia cada mes o quincena para que el dinero que destinas al ahorro pase a tu cuenta sin tú hacerlo manualmente. Otro truco es no poseer tarjeta de débito para la cuenta de ahorros, sino libreta únicamente. De este modo te dará mucha pereza ir al banco para sacar dinero de esa cuenta y será más sencillo no tocarlo para nada que no sea su fin original.

Si eres una persona que nunca ha tenido control sobre sus gastos, esto podrá parecerte un poco tedioso al principio, pero una vez que notes la ventaja de ser disciplinado con tus finanzas personales, será mucho más sencillo controlar lo que consumes y ahorrar para el futuro. ¡Inténtalo! Tu yo del futuro te lo agradecerá.

Andreina Gutiérrez Romero

Préstamos desde 3000€. Llámanos y coméntanos tu caso. ¿Quieres que te llamemos?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies