Saltar al contenido

¿Cómo se calcula el IPC?

calculo de ipc

Nuevamente el IPC cae en el mes de agosto, un 0,3% con respecto a julio, acumulando ya en la tasa interanual un -0,4%. Así lo anuncia nuevamente el Instituto Nacional de Estadísticas. Los motivos: la caída del precio de los carburantes y de la electricidad. Ya sabemos que este índice por lo general significa que pagamos menos por los bienes de consumo y servicios, aunque esta media no suele corresponder con otros precios que sí suben, como es el caso del precio de la vivienda. Por eso es bueno saber qué es el IPC y sobre qué productos se mide.

El IPC no es otra cosa que el índice de Precios de Consumo, un indicador estadístico que muestra una media de cómo evolucionan los precios en España, una aproximación a los índices de inflación (o deflación). Para esta media se tienen en cuente los productos y servicios básicos que consumen los hogares españoles, la llamada ceste de la compra(bienes de primera necesidad entre otros de los más consumidos). Lo que indica el IPC es cuánto ha variado el precio de esos productos por ejemplo de un mes a otro o de un año a otro, por lo que se pueden tener varios valores en función de la comparativa que hagamos (puede haber subido con respecto al mismo mes del año anterior pero haber caído con respecto al mes que le precede).

Para calcularlo se toman precios de al rededor de 500 artículos diferentes y se compara su evolución. También se toman referencias de diferentes partes de España, de un total de hasta 177 municipios distintos (52 capitales de provincias entre ellos) y una suma de miles de establecimientos diferentes (puesto que el precio suele variar en cada uno). se intenta tomar muestras diferentes para que el estudio se aproxime lo más posible a la realidad, utilizando para ello los comercios y localidades más representativos. Se trata de un estudio de gran magnitud que nos indica cómo evoluciona la economía basándonos en la ley de oferta y demanda: precios más altos cuando hay más demanda y flujo de capitales; y a la inversa.

Los artículos tienen importancias diferentes, en función de si son más o menos consumidos (por ejemplo, hay servicios como la electricidad o productos como la leche que se consideran más importantes que otros por ser básicos en todos los hogares). El número de artículos varía en función del consumo de los hogares españoles. Suele haber por lo general diferentes grupos:

  • alimentos y bebidas no alcohólicas
  • bebidas alcohólicas y tabaco
  • vestido y calzado
  • vivienda
  • menaje
  • medicina
  • transporte
  • comunicaciones
  • ocio y cultura
  • enseñanza
  • hoteles y restaurantes
  • otros bienes y servicios

Recientemente se han añadido otros productos tecnológicos y otros servicios cuyo consumo se ha generalizado. El IPC nos permite conocer la evolución de la economía desde el ámbito más doméstico, y en definitiva, el que más nos afecta a todos. Es una manera de mantener control de los precios y que también permite hacer estimaciones o predicciones por adelantado.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies